Tareck El Aissami

Prensa

Disminucion de los delitos 2009-2011

Por: Yolanda Hernández

La situación de la seguridad ciudadana debe abordarse desde la corresponsabilidad, una respuesta estructural y el abordaje integral que se ex­tienda desde la policía hasta la familia, escuela y medios de comunicación social, así lo reveló el ministro del Poder Popular para Relaciones In­teriores y Justicia, Tareck El Aissami.

Hay que abrir un debate sin­cero- dijo- porque los medios tienen una gran responsabili­dad y pueden aportar grandes soluciones para tratar el tema de la inseguridad.

Señaló que se requiere del concurso de todos los sectores del país en el tema de la se­guridad ciudadana, tomando en consideración que se trata de un problema multicausal, multifactorial y de corres­ponsabilidad.

A propósito del planteamiento que hiciera el presidente de la República, Hugo Chávez de crear una nueva Gran Mi­sión de la Seguridad, el mi­nistro El Aissami señaló que esperan darle carácter cientí­fico a esta propuesta, porque toda política pública pasa por recabar información con validez, para poder acertar en las medidas que se implemen­tarán.

Precisó que uno de los vérti­ces que están identificando es la prevención situacional, re­lacionada con la participación

popular en la recuperación de espacios que puedan servir para la disminución de la in­cidencia criminal, en la que se incluye canchas deportivas, infraestructuras culturales, iluminación, aulas, todo lo concerniente al hábitat de la comunidad.

“Se concentrarán los esfuer­zos en aquellos municipios donde la incidencia criminal sea mayor. Vamos a levantar un registro de los consejos comunales, para que postu­len proyectos orientados en el ámbito de la prevención”, dijo.

Otros aspectos incluyen la ubicación de grupos en riesgo o vulnerables como jóvenes con conductas desviadas, con adicción a las drogas, que es­tén fuera del sistema escolar; también, el rol los medios de comunicación social; la pre­vención escolar; reforma al sistema de justicia y el desar­me, entre otros.

Reiteró que el tema de la se­guridad no sólo encuentra su respuesta en el espectro poli­cial, sino en la organización de la comunidad, en todos los niveles de las instituciones del Estado, en la familia, la escuela, es decir, en todo lo que se conoce en criminología como procesos de socialización.

En el área primaria – dijo- ubica­mos a la familia, núcleo fundamen­tal del proceso de socialización; el secundario, en el que se encuentra la escuela, el entorno, el barrio, la comunidad y luego las instancias de control social formal que son las instituciones del Estado.

Este es el gran desafío que tene­mos – precisó El Aissami- en cómo seguir avanzando en esta línea, sin caer en el chantaje de algunos sec­tores del país, que han pretendido de manera irresponsable acusar al Presidente Chávez y a nuestro Go­bierno, de un tema que es de res­ponsabilidad compartida.

“En estos últimos años, hemos avanzado como nunca antes se ha­bía hecho y hay datos irrebatibles; sin embargo, no podemos descono­cer que hay una dura realidad aso­ciada a la violencia criminal que no hemos logrado disminuir, aunque si contender, sobre todo, el delito de homicidio que genera mucha con­moción social.

Hemos venido reduciendo de mane­ra extraordinaria la tasa de crimi­nalidad entre los principales delitos del país.

Aprobadas leyes que rigen a cuerpos policiales

Desde el año 2006, se inicia el proceso de reestructuración ra­dical de las policías del país, con políticas orientadas a la organi­zación, funcionamiento, crite­rios de actuación, procedimien­tos y la contraloría social, para deslastrarnos de los capítulos nefastos del pasado vinculados a graves episodios de violacio­nes de derechos humanos, des­apariciones y torturas, afirmó el ministro El Aissami.

“Hay algunos sectores que aún acarician aquella tesis de la Ley de Vagos y Maleantes, del dispare primero y averigüe des­pués; sin embargo, el Gobierno nacional en contraposición ha venido construyendo políticas en esta materia que incluyen la prevención como uno de los ejes principales”.

En este sentido, fueron aproba­das la Ley Orgánica del Servi­cio de Policía, en habilitante y la Ley del Estatuto de la Función Policial, en la Asamblea Nacio­nal.

Son dos instrumentos jurídicos que forman parte de la colum­na vertebral del nuevo modelo policial venezolano, que incluye la creación de la Policía Nacio­nal Bolivariana, en 2009, con 952 efectivos, cifra que ha ido en crecimiento hasta alcanzar los 6.700 efectivos para el 2011, sin sumar los 10 mil 389 que actualmente se están formando bajo un nuevo modelo policial humanista y socialista, a través de la Universidad Nacional Ex­perimental de la Seguridad.

El trabajo desarrollado – explicó el ministro- ha permitido cono­cer cuántos oficiales de policía tiene la República, dato que no existía, así como conseguir ho­mologar los rangos policiales.

Es así que ahora existen los niveles Estratégico, Táctico y Operativo, “lo que significa que hay un solo rango policial para todos los cuerpos policiales del país y para llegar a este propó­sito, los funcionarios debieron presentar pruebas académicas, físicas y psicotécnicas para optar por la jerarquía.

En estos momentos, el país cuen­ta con 237 comisionados, que son los mandos con capacidad de ge­rencia policial; 7.827 superviso­res y 72.036 oficiales.

En materia de encuadramiento policial que es el número de po­licías requeridos de acuerdo a la densidad poblacional, extensión territorial y ocurrencia delictiva, precisó que la cifra se conoce in­cluso por entidad.

Los estándares internacionales señalan que de haber 3,6 policías por cada mil habitantes. Nosotros tenemos clasificados cuales son los estados del país que cumplen o no con este tasa.

Venezuela, hoy día, está por de­bajo del estándar internacional, porque los estados Miranda, Lara, Carabobo, Zulia y Bolívar, están por debajo de la tasa y son precisamente los que tienen ma­yor criminalidad del país. Parte del problema también radica en el número de oficiales que están desempeñando el servicio de po­licía para garantizar la seguridad pública de esos territorios.

Aclaró, el ministro El Aissami que más allá de los recursos que se requieren para cumplir con la tasa de encuadramiento, debe existir voluntad política de coor­dinar y generar mecanismos de articulación con las demás ins­tituciones encargadas de la se­guridad, mientras se adecuan al nuevo modelo policial.

Como ejemplo citó la puesta en marcha del Dispositivo Bicente­nario de Seguridad en 2011, por parte del Jefe del Estado y que ha sido imposible articular con la policía mirandina, siendo la entidad con el primer índice en criminalidad del país y con 2,5 funcionarios por mil habitantes.

Aseveró que en esta entidad re­gional persiste la “falta de vo­luntad política” para atender la problemática de la seguridad ciu­dadana.

Dijo que ahora se están propo­niendo líneas de acción vincula­das a la convivencia, al desarme, administración de justicia, al desempeño policial y que pudie­ran incluirse en la Gran Misión propuesta por el Jefe del Estado.

Periódico DIBISE, 20 de enero de 2012, página 4

Periódico DIBISE, 20 de enero de 2012, página 5

 

Comentarios

27.ene.2012 10:43 pm
LUIS CARRERO (Barinas) dijo:

hermano seras el proximo gobernados del tachira si dios quiere…

11.oct.2012 11:03 pm
Alfredo Garcia (Aragua) dijo:

Buenas Noches Ministro y futuro gobernador de Aragua. Mi nombre es alfredo Garcia TSU en informatica pronto Ing en sistemas, trabajador de CorpoSalud Aragua, Maracayero, Venezolano y Chavista 100% twitter Lagg21, Le escribo para darle todo mi Apoyo en su candidatura para la gobernacion de Aragua, y me pongo a la orden para Cualquier cosa me gustaria apoyarlo en su candidatura y ayudarlo a mejorar dicho Estado, Ojala y se pueda.. Saludos..

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.